CONOCE LAS BONDADES NUTRITIVAS Y MEDICINALES DE LA CHIRIMOYA

Redacción Radio Líder
COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES

De pulpa cremosa y refrescante con un cautivante sabor dulce, ligeramente ácido, y con un aroma seductor que se percibe a la distancia, la chirimoya es otra de las frutas oriundas del Perú que se erige como un superalimento disponible en este otoño gracias a sus propiedades nutritivas y medicinales que optimizan el funcionamiento del organismo y, sobre todo, del sistema inmune frente a las enfermedades.

Cultivada por los antiguos peruanos, según lo evidencian piezas de cerámica de la cultura Mochica (siglos II al V d.C.), la chirimoya formó parte de una dieta balanceada a la que aporta no solo su suculento sabor, sino un alto valor energético gracias a su elevado contenido de vitaminas, minerales, carbohidratos, fibra y agua contenidos en su pulpa color blanco.

La chirimoya se destaca por su alto contenido de vitamina C, aportando el 32% de lo que requiere el organismo al día (basado en el consumo de 100 gramos de fruta).  La vitamina C es un poderoso antioxidante que es fundamental para la síntesis del colágeno y la buena salud de la piel, la formación y fortalecimiento de huesos y dientes, combatiendo la osteoporosis, así como para contrarrestar la acción de los radicales libres que afectan a las células y debilitan el sistema inmune frente a las infecciones.

ANDINA

Foto: Agronline


COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES
Abrir chat