DEMANDA DE LA NUTRITIVA CARNE DE CUY AUMENTA Y EMPODERA A LAS MUJERES

COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES

Reconocida desde tiempos ancestrales como un alimento de delicioso sabor e infaltable en las festividades regionales, la carne de cuy se ha encumbrado en el actual contexto de pandemia como un alimento altamente nutritivo y un aliado clave para fortalecer las defensas del organismo y recuperarse después de padecer el covid-19, razón por la que aumentó significativamente su demanda en nuestro país.

Este favorable panorama para la crianza de cuyes en nuestro país no solo contribuye a la mejora económica de las comunidades campesinas dedicadas a esta actividad productiva, sino también al empoderamiento de las mujeres rurales, quienes son las que tradicionalmente se ocupan de esta labor. 

Así lo destaca el prestigioso diario El País de España, que en su sección Planeta Futuro refiere el caso de éxito de la comunidad campesina Cuculí Villa Pampilla, ubicada en la provincia de Huarochirí, en el departamento de Lima, donde las mujeres lideran la crianza del cuy, llamado “conejillo de indias” en Europa.

Según el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), la producción de cuy de más de 800 mil familias en todo el Perú ha pasado de ser una actividad familiar a una comercial, mediante el manejo y reproducción de razas de cuyes con alta calidad genética desarrolladas por dicha entidad adscrita al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego.

Estas razas han permitido que la producción se eleve a más de 18 millones de cuyes, generando un incremento en la rentabilidad de los pequeños y medianos productores que se ubican en las regiones de Cajamarca, Lambayeque, La Libertad, Junín, Pasco, Huánuco, Lima, Arequipa, Apurímac, Cusco, Huancavelica, Ica, Moquegua, Tacna y Puno.

ANDINA


COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES
Abrir chat